Se escapa el tiburón

Cuando abrí los ojos lo primero que pensé era en la cocina de la señora Margarita. ¿Sabes cuando te levantas una de esas mañanas en que recuerdas poco más de lo que quieres recordar, o que consideras, en realidad, que eres incapaz de hacerlo, o viceversa? Así es como me sentía yo. Me encontraba en la que percibí como la habitación más sombría jamás dibujada. Pensé que era tan …