Eso en el cielo

Hoy es una de esas noches que alguien califica de especial. Una noche peculiar y excepcional. Inimitable. La luna cuelga, azafranada y lejana, circundada de piropos en lo alto del cosmos esperpéntico y sombrío. Esperpéntico por misterioso y exótico; piropos por eso de que, por una noche, todo el mundo habla de ella. Hablar es poco, la presentan como la gran revelación. La exponen como si ayer no hubiera …