La constancia

La constancia es como ese primer contrato que firmas recién graduado de la universidad —o en mi caso, obviando ese paso, sobrevalorado o no—, sin tener idea alguna de lo que estás firmando. Lo que más me jode de la constancia es eso, que no sabes lo que es pero sabes que la necesitas. Yo no tengo constancia. No la tengo. Lo acepto. Lo reconozco. Lo sé. Sé que …