Sube la montaña

Me acababa de despertar y, del mismo modo que el hambre matutina, un oportuno apetito montañés me ha espoleado a levantarme de la cama. La idiosincrasia del fin de semana me ha concedido un desayuno de lo más tranquilo: sentado en el sofá, mientras el sonido de las gotas de lluvia apagándose en la azotea del apartamento me deleitaban a cada sorbo de café. Me he vestido para la …

Capítulo 1. El tren

Imagen de la cabecera creada por freepik – www.freepik.es Quizá con la calma y fuerzas renovadas dimanadas por el descanso, quizá, hubiera surgido de mi mente una mejor idea. Quizá solo diferente. Esa noche no descansé ni un segundo. Si hubiese descansado, significaría que la maldita revelación no era más que otra ocasional aventura por vivir en mi pernoctada cabeza, pero no lo hice. No debería ni haberme acostado. …

Otra presentación

La verdad es que la presentación anterior hace mucho que la tengo escrita. Es como un texto que he ido usando a lo largo del tiempo porque supongo que el día que lo escribí me gustó. La presentación de verdad nada tiene que ver con mis fobias. Al contrario. Por cierto, lo primero que debo y necesito decir es que eso de repasar el texto que voy a publicar, …

Prueba de fe personal

Defectos Tengo tantos defectos y soy tan consciente de ello, que no he tenido nunca el placer de conocer a nadie con menos autoestima que yo mismo. En realidad, puedo manifestar con sobrado desasosiego, que no necesito utilizar siquiera los dedos de una mano para enumerar las ocasiones en que he sentido cierto orgullo personal. Soy capaz de reconocer que todo el mundo tiene defectos. Yo mismo encuentro defectos …